Crónicas del goce de la naturaleza desde Morella y hasta donde haga falta.

XI Marcha “les 4 Moles” de Forcall

El mantenimiento preventivo me llevó hace quince días al quirófano, sólo 12 horas de hospital, un rato en pelotas pelado de frío en el quirófano, un poco de anestesia local, unos apretones, y luego una sencilla prescripción: “en 30 días no levantes peso”. Todo perfecto hasta que se me ocurre preguntar: Puedo a hacer bici ¿no? -“No antes de treinta días”. Hice un amago de protestar aún más baldío que tímido, pero sobre todo no pregunté nada más. Y en consecuencia me estoy dedicando a esas cosas por las que no pregunté, sobre todo a andar por el monte. Para hacerlo la marcha de “Les 4 Moles de Forcall” es una inmejorable ocasión.

Fue el día 6 de agosto a las 6 de la mañana. Todo estuvo marcado por la tormenta que rompió el cielo la víspera, empezando por el propio recorrido, que se modificó a última hora por la crecida del Bergantes. También la aurora, que sumió los valles en una bruma casi líquida de la que fuimos emergiendo medio a oscuras por la ladera oeste de la Mola de Encamaràs. Cuando llegamos arriba las cimas de las muelas se empezaban a colorear con la luz nueva y limpia, mientras los valles se aún cubrían con los pedazos de las nubes que se desplomaron la tarde del viernes.

Atravesamos la muela de oeste a este, bajando bañarnos en la bruma mientras el sol empezaba a cuartearla, cuando emergimos para dejar la dejar la muela por Cap de Vinyet ya la había disuelto en calima.

Todavía con buena temperatura y excelentes vistas de Morella, seguimos subiendo hasta cruzar la Serra de Sant Isidre, y luego seguimos su ombría hasta Xiva. Allí empezó el calor y quizá la parte menos agradable de la ruta, el largo descenso por pista hasta el Bergantes, y luego la suave remontada hasta Forcall.

A los organizadores les tocó improvisar más de lo que les hubiera gustado, dadas las circunstancias pienso que tuvieron cintura, aunque nunca llueve a gusto de todos y menos si llueve tanto. Es innegable y de agradecer la labor y la actitud de todos los colaboradores, y la buena mano de quienes hicieron la coca de manzana, lástima que la cerveza se acabó demasiado pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s