Crónicas del goce de la naturaleza desde Morella y hasta donde haga falta.

  • P1010559
  • P1000041
  • P1000038
  • ArriolaYPol_MG_1459
  • P1240773
  • RRP1220920
  • P1220341
  • P1220539
  • P1220161
  • RRP1200026
  • Luis Leao Pinto Morella 1
  • RDSC_0102
  • Tejados Morella
  • RRP1180875
  • RRP1180795
  • Doctore, Grueso y Morella
  • RRP1170822

Más reciente

EWS Aínsa, una ocasión única.

P1010559

Cuando Aínsa anunció que albergaría una prueba de las series mundiales de enduro sentí estar ante una ocasión única. Esta categoría de hechos irrepetibles es más común de lo que uno pudiera pensar: dos, tres o más veces al año hay un partido del siglo, o peor, una boda; abdican reyes, papas, un tipo trata de romper la barrera del sonido saltando en paracaídas desde el espacio, y ya que nos salimos de la tierra incluso, la astronomía nos pone con sorprendente frecuencia ante fenómenos que, sin embargo no se repetirán durante generaciones. Será que vamos sabiendo de muchas cosas que pasan, y así crece la probabilidad de que alguna sea extraordinaria, única. También me da que eso vende, y que a los comerciantes de noticias se les va a veces la mano adjetivando el género. No obstante las ocasiones únicas estén ahí, las hay genuinas, emocionantes, y las EWS de Aínsa lo son, indiscutiblemente. Por varios motivos.

AinsaEWSP1010628

El más evidente es que para todo hay una primera vez, esperamos que las EWS vuelvan a España, pero cuando lo hagan ya no será por primera vez, no es lo mismo. El proyecto de Zona Zero lo miro con cariño especial, desde que acudimos a la quedada de presentación “oficial” del proyecto, luego vamos volviendo cada año, y lo sentimos próximo. Por lo uno y por lo otro pensé que tenía que estar allí. Y lo hice.

P1010273

No sólo yo, casi todos estábamos allí. Ya sería éste, sin más, un motivo de peso para estar también: saludar a los amigos, hablar temas pendientes, pender nuevos temas entre pedales y cervezas. Además había mucho que ver, ni más ni menos que una prueba del mundial de enduro. ¿Sabes ir en bici? Yo creía que sabía, pero después de ver de cerca a los mejores del mundo no sé si lo que hago yo merece llamarse de la misma forma. Y entre ellos además, sin desmerecer,  algunos que ya empiezan a ser viejos conocidos, amigos también, cómo Jacobo Santana, Arriola, Cubero, Andrés Latorre, Iván Díaz, Xicotet, Sepu, Kike Santoja … y ellas también claro, María Monzón, Judit Viana. Ah, y Pacolo.

AArriolaTrufaP1010373

Me tomo la bici como una forma de quitarme tensión, así que nunca fue lo mío lo de las carreras, pero con las vueltas que da la vida llevo ya metido hasta las cejas en el montaje de dos pruebas de enduro, entre otras competiciones, y lo que te rondaré morena. Tengo mucho que aprender, ¿qué mejor escuela que unas series mundiales?

HannahBarnesP1010685

Y de vuelta en casa ya, ¿qué es lo que tengo que decir? Pues, por no palabrotear por escrito diré que estuvo de narices. Las mejores expectativas satisfechas, un acontecimiento memorable, hermoso, y además cumplidos mis deberes. Ah, ¿qué queréis saber cosas del evento?, pues justo frente al Abrevadero había habilitada una amplia sala de prensa, con muchos periodistas, de todas partes. Os recomiendo que veáis su trabajo, ellos os contarán lo que pasó con más oficio que yo con texto vídeos y fotos, por la costumbre también pongo aquí unas fotos, y sólo me sacaréis algo más invitándome a una cerveza.

SP1010386

Pero volviendo a la reflexión con que empecé, no ha sido ni otra prueba más, ni otro partido del siglo. Seguro que a muchos les impresionará más el eclipse de superluna con que contraprogramó el firmamento, yo interpreto las EWS cómo un genuino pequeño milagro, fraguado por la gente de un pequeño pueblo y una pequeña comarca; y yo estuve allí, junto a muchos amigos. Así que sólo queda trasladar mi enhorabuena, mi admiración y mi agradecimiento a la organización, tienen de que estar orgullosos, porque han montado un acontecimiento único, muy grande.

PacoloP1010315

JoshCarlsonP1010238 MarcoOsborneP1010387 MikeJonesP1010606 P1010304 P1010467 P1010514 SepuP1010270 TracyMoseleyP1010704 CGraciaArriolaP1010376 JaredGRAVESP1010287

Puro Pirineo, algunas fotos más

4 días en Puro Pirineo dan para algunas fotos más de las que publiqué en la entrada. Aquí dejo las que no cupieron.

Puro Pirineo, nuestra parte de razón.

P1000238

Pocas cosas debe haber tan bien repartidas como la razón. No solo es que a todos nos gusta tenerla, además estamos convencidos de que así es, de que tenemos al menos “nuestra parte de razón”. Pero el caso es que lo que abunda se deprecia, y así de cuando en cuando te invade la sensación de que tu parte de razón no es suficiente, necesitas refrendos. Llegados a este punto es el momento de viajar, de conocer gente.

P1000144En esas estaba yo ante una cada vez más larga y estimulante lista de visitas pendientes a lugares y a amigos que van surgiendo a golpe de pedal. Poco había que decidir, tenía asuntos que tratar con Javi de Inizia, y un escenario para hacerlo Puro Pirineo.

Ahora ya he vuelto, con los asuntos tratados y otros nuevos por tratar. También traigo fotos, y recuerdos. Cómo de memoria ando siempre justo los recuerdos se irán yendo, qué le vamos a hacer, pero lo que sí persiste son las emociones, surgidas de lo que sientes mientras vives, donde vives y con quien lo compartes.

Me fui con mi amigo Fernando Marsal, un tipo compendia una asombrosa cantidad de defectos, (todos los comparto), y los acompaña de dos cualidades extraordinarias: es muy buena persona y tiene una inagotable capacidad para reírse de sí mismo, en cualesquiera circunstancias. Allí me encontré desparejaos a Quiri, y Lola, el titiritero y la entrenadora, dos amigos bikers de los que hay que sacar el patrón para hacer escuela, con los que compartir sillín o silla es un momento para enmarcar siempre. Coincidimos con David, con José Féliz, con María y con Carlos, Chapeau para todos, espero que no sea la última vez, a los cuatro tengo mucho que agradecer.

P1000038

Luego está el escenario: Puro Pirineo. Estas dos palabras encajan perfectamente en lo que te encontrarás allí,  no voy a describir aquí el Pirineo, muchos lo han hecho ya, no creo que yo pueda hacerlo mejor. Así que simplemente haré de notario y daré fe: esto es mtb auténtico, en el Pirineo. Ya os podéis hacer una idea: el plano más alejado que la vista alcanza es una postal, en el plano medio la belleza se siente con el ansia de la inmediatez, en el plano corto dedícate a conducir la bici, se encadena todo lo que buscas cuando quieres comprobar hasta donde llega tu pericia, o simplemente lo que hace falta para dejarte llevar sintiendo el bosque y el camino, sin mayores pretensiones. Ah, que no se me olvide, en esto del mtb se sube, en Puro Pirineo se sube una animalada, de una forma o de otra, (por suerte eso se elije).

P1000168Los mejores ingredientes puestos en un fantástico obrador, en las manos además de los mejores  maestros artesanos de la especialidad, javi y la Mochu. Más allá de unas rutas formidables, más allá de fantástica experiencia, hemos consolidado una relación que espero se prolongue por muchos años.

P1000058Me estoy poniendo pastelero, “¿Y las rutas?” os preguntaréis. Las rutas de colección, Javi nos preparó una excelente muestra, que alternaba algunos de los clásicos de la zona con sus nuevas propuestas a incorporar el año próximo. Incluía de todo un poco: sendas fáciles y divertidas, sendas más exigentes, flow, trialeras, … incluso ciclo-alpinismo.

P1000051Empezamos con una fantástica propuesta que tienen preparada para publicar el año que viene y que pasa por las cascadas de Ardonés, para ofrecer unas fotos de ensueño. Después algo de pisteo, y una bajada perfecta hasta Linsoles. En total sobe los 25 km. y los 1.100 m. de desnivel. Por si fuera poco nos llevan en furgoneta hasta el Col de Fades, y rematamos la jornada con lo que llaman los sectores 3 y 4 de la Integral del Gallinero.

P1000132El segundo día toca ciclo-alpinismo. Acometemos una ruta gigantesca, que por aquello de humanizarla, empieza en furgoneta. Tras un calentamiento sosegado por pista empieza el porteo, con el que tendremos que ascender cerca de 700 metros. El porteo es casi todo el rato muy cómodo, y el paraje y las vistas por si solos ya valen el esfuerzo. Pero lo bueno viene después, hay que bajar, ¡qué se yo!, ¿1.500 metros? Una barbaridad, en la que se suceden todos los entornos del Pirineo, todos los colores entre el negro y el blanco, vigilados por el Aneto. Puro Pirineo.

P1000120

Aquí todo está verde, pero no hay nadie regando. El sábado llovió todo el día, a mares por momentos, así que tocaba resignarse y perderse entre los malhumorados turistas que, a falta de algo mejor que hacer, se dedicaban a discutir entre ellos. Calma, cerveza y a trabajar un poquillo.

P1000203Y el domingo, entre las brumas mañaneras, de nuevo empezamos la jornada en furgoneta. Y de nuevo nos sacamos de encima una subida extenuante que cambiaríamos por una bajada, no es mal negocio el que nos propone Javi, podemos disfrutar así de dos de las mejores rutas de Puro Pirineo: Rabaltueras y Prados de Montiñero. Muy buenas las dos, con de todo: prados, bosques de abedules, túneles de boj, suelo suave de musgo y tierra negra, empedrados resbalosos, (por la lluvia del día anterior). Un gran colofón al que solo le falta la excelente comida de fin de fiesta.

P1000150He comenzado diciendo que todos estamos convencidos de tener nuestra parte de razón, y no es tan malo: para llevar un tiempo impulsando un proyecto como Morella Singletracks hace falta la firmeza de propósito que sólo conservas por el convencimiento de tener razón. Pero para no volverse loco, a veces, hace falta refrendarlo. A la hora de conservar tu sano juicio viene muy bien comprobar que otros, en otro lugar y circunstancias, están convencidos de tener la misma parte de razón que tu. Además de muchas otras cosas, eso vi que compartía con Javi, eso vi que comparten Morella Singletracks y Puro Pirineo, nuestra parte de razón.

P1000196

Las Personas

ArriolaYPol_MG_1459

Jose Diez Arriola, Enduro Morella

Morella, 21 de junio de 2.015, 14:30 h. Ha acabado el 2º Enduro Race, al menos la competición propiamente dicha. Junto al pódium, sentado a la sombra de una carpa descansa el campeón: Jose Diez Arriola, aliviado de la tensión de la carrera,  charlamos de cualquier cosa mientras esperamos la ceremonia de pódium. En esas llega Pol, mi hijo de 7 años, montado en la bici, de la que no se ha bajado en todo el fin de semana: Pol y Jose se conocen, el año pasado, andaba yo buscándolo cuando acabo el enduro y me los encontré a los dos charlando, así que le digo -”Pol: Tu amigo Jose ha ganado la carrera, ¿no le dices nada?” Pues no, Pol no dice nada. Desde la silla Jose puede leer la expresión de su cara, y le dice: “¿Qué pasa Pol? ¿Qué querías que ganara Jacobo, no? Al ver su reacción sigue: “No pasa nada hombre, seguro que la próxima gana él”. Jose ha ganado la carrera, lo cual le importa, es evidente; al parecer también le importa ganarse a Pol, y lo consigue, Pol me dice ahora que Arriola es amigo suyo, y en la bici luce una pegatina con nombre de Arriola junto a la etiqueta de los tiempos de Jacbobo.

JacoboYPolMG_1588

Jacobo Santana, Enduro Morella

DSC_1064

Es que Jacobo también es amigo de Pol, que lleva un año mirando sus vídeos una y otra vez. A Jacobo Santana también le importaba la carrera, y no la ha ganado, si bien reedita su título de Campeón de la Comunidad Valenciana, pero si lo conoces un poco se lo notas, aunque hay que fijarse, no pierde la afabilidad. Mientras espera la ceremonia del pódium Pol le pide que vaya con él, quiere enseñarle cómo baja escaleras en bici, y Jacobo nos deja y se va con Pol.

DaniCubero

Dani Cubero, Enduro Morella.

Andres Latorre

Andres Latorre, Enduro Morella

Pol no conoce a Dani Cubero, yo lo conozco poco, apenas he hablado con él un par de veces, pero me ha gustado, estoy convencido de que, a poco que le gusten los críos, congeniarían. A mi me ha parecido un gran tipo, sensato y constructivo, espero tener ocasión de comprobarlo. También me lo ha parecido Andrés Latorre, un chaval majo, alegre, y positivo, creía que se había matado al pie de la escalera del castillo, ahí perdió sus opciones de triunfo y tiene que dolerle tanto o más el golpetazo que se llevó, pero te lo cuenta riéndose. Y quien no pierde la sonrisa ni aunque lo estén asando a la parrilla es Rosmen Hernández, me gustaría ir en bici cómo él, pero casi preferiría aprender a tomarme las adversidades cómo Rosmen se las toma. Mientras escribo esto no puedo evitar emocionarme un poquito, un estado propicio a sincerarse, así que confesaré que siempre me han importado mucho menos las carreras que las personas. Y veréis, lo que me está llevando a interesarme por las  carreras son precisamente estas personas.

RosmenHernandez

Rosmen Hernández, Enduro Morella, ¿Sonreirá bajo la mentonera?

Tomo las fotos prestadas de dos Miguelángeles de la fotografía, Miguel Ángel Polo y Miguel Ángel Troncho. Dos auténticos artistas.

El Rebuig

De nuevo por aquí, a seguir glosando la existencia de especímenes particularmente reseñables en el mundo del mountainbike. Si, esta actividad sigue acercándome casos dignos de mención, y estudio, durante la jornada del jueves pude comprobarlo.

P1240776

Uno de los personajes más recomendables que he conocido merced a mis actividades alrededor del mtb es Pepe Falomir. Feliz jubilado, corona los hombros delgados de Pepe una de las cabezas más bien amuebladas que he visto, fruto posiblemente de una equilibrada combinación entre capacidades intelectuales y emocionales. No es mi propósito entrar en detalles, pero a modo ilustrativo, diré que Falomir coordina pruebas deportivas tan complejas como la MIM o la Mediterranean Xtrem, lo hace porque le divierte, y en su cabeza está, en todo momento, el conjunto de la prueba, a tiempo real. Para ello tiene muchos papeles que prepara con minuciosidad, y jamás los pierde, sobre todo no los pierde en el sentido figurado, manejando un equilibrio óptimo entre previsión y capacidad de improvisación. Durante la prueba su trabajo es resolver incidencias con inmediatez, y resuelve cualquier contingencia leve o grave, sin cuestionar nada ni a nadie. Después de la prueba, cuando nada queda por resolver con urgencia, cuestionará todo lo que su buen juicio le dicte, y más vale al organizador que le cuestione, porque de lo contrario perderá uno de tus principales oportunidades de mejora. Y encima es un cachondo, con un repertorio de chistes obscenos que sonrojaría a los clientes del peor lupanar.

P1240828

Pepe además es ciclista, de los que tiene todo el tiempo del mundo, y sale con una grupeta en la que si no eres al menos sexagenario, se te acepta únicamente en las salidas en las que les apetece rebajar la media de edad, eso dicen. Se hacen llamar “El Rebuig”, palabra que entre sus acepciones cuenta la siguiente: “Parte de una mercancía que, por su mala calidad, nadie ha querido”. Pues bien, Pepe Falomir ha venido con “El Rebuig” a pasar tres días yendo en mtb por Morella, me pidió que le montara unos tracks y que les acompañara en una de las salidas. Eso hice, y me dio material para una entrada en el blog.

Vinieron 7 tipos viejos, que entre todos conseguían concitar todos los defectos que tal condición hace emerger en la condición humana. Y lo saben, y no les preocupa más que por si te amargan el día a ti, ellos están más felices que unas pascuas, gruñéndose los unos a otros sin tomárselo nunca en serio, y  hablando de sus mujeres más de lo que les gustaría reconocer. Si tienen algún complejo a estas alturas se la trae al pairo, y no es que no tengan motivos, son, sin duda, los ciclistas más limitados que he sacado a pasear por aquí. Pero ¿quién no tiene limitaciones?, uniendo las lecciones de Ely Goldrat con una de esas simplificaciones tan inexactas como gráficas, en esta vida hay dos tipos de hombres: los que sacan provecho a la gestión de sus limitaciones, y los que se quedan varados por ellas.

P1240840

Y puestos a sacar lecciones ahí va la de El Rebuig: si te rodeas de buenos tipos con sentido de la camaradería, si conocéis vuestras limitaciones, te preparas y te pertrechas de la disposición adecuada, puedes hacer casi cualquier cosa, y sobre todo puedes hacer justo aquello que te hará sentir vivo. Así que en una de las salidas de bici más extrañas de mi vida me lo pasé realmente bien, completando casi íntegramente un rutón de la entidad de “Todo Perdido” en un tiempo record, (todo el día como quien dice), y aprendí a ir en bici como dios manda.

Naturalmente yo de mayor quiero ser de “El Rebuig”.

La Vieja Tronca no Existe

Decía aquí que me parecía deberle dos entradas al blog, saldando así la primera, la presente sa la segunda, si bien me temo que esta es para dar a conocer una mala noticia: La Vieja Tronca no existe.  Finalmente he conseguido desenmarañar las hebras de este malentendido, y por encima del orgullo y la satisfacción que al investigador aporta siempre un hallazgo tan complejo, siento un profundo disgusto. Lo siento mucho, por todos los bikers buenos, y aún antes que por nadie por mí mismo. Conocimiento que no aporta satisfacción, podíamos llamar a esto la paradoja de los Reyes Magos.

RRP1220920

Pero me explicaré. En una entrada anterior expuse mis aproximaciones a esta cuestión compleja y esquiva de la Vieja Tronca. No había encontrado más que vagos atisbos, nada sólido, aunque, debo reconocer, todo muy ilusionante. El caso es que la dirección de esta corriente de de indicios apuntó a Morella, más concretamente mis pesquisas me hicieron pensar que podía darse una importante manifestación del fenómeno en el remoto Monte de Pereroles. Y allí me trasladé para  hacer mis indagaciones, pertrechado con todo mi sofisticado instrumental de investigación, (bici, casco, mochila, cámara de fotos, un par de mudas, Almax, …).

RP1220932

Desde primera hora todo fue encauzándose según mis más optimistas hipótesis, enumero a continuación las evidencias que fui encontrando: Conformaban un grupo de hombres asombrosamente heterogéneo en procedencias, perfiles y niveles, pero todos amantes del mtb genuino, por supuesto por sendas, se observaba una cohesión grupal elástica al tiempo que sólida, amalgamada mediante una férrea camaradería. Se apreciaba una configuración de las relaciones de poder  absolutamente plana, ausente de cualquier tipo de jerarquía. Consecuencia de todo ello se constataba el sentimiento unánime de, independientemente de la capacidad de cada cual, estar haciendo exactamente lo que quería hacer, con quien quería hacerlo, donde quería hacerlo. Otras características que compartían podrían ser un evidente desdén por los elementos capilares del aseo personal, (en alguna barba podrían anidar las golondrinas), escaso o incluso nulo postureo, desprecio por el uso de etiquetas de moda aplicadas a sus viejas costumbres. Reunidos tras la jornada todo lo impregnaba el aroma de leña, que se fue mezclando con el aroma butifarriano, ni sombra de estrés, mucha cerveza, más cerveza, los mejores manjares de remotas tierras, de la Loma cítricos de óptima calidad, algunos líquidos peligrosamente tóxicos, conversaciones ininteligibles para no iniciados alrededor de hierros y trastos electrónicos, ingentes fortunas en forma de frutos secos cambiando de manos en timbas de póquer a cara de perro, esos mismos frutos secos manoseados en el desayuno del día siguiente, … todo encajaba, parecía que había encontrado la Vieja Tronca.

RP1220921

Pero no, pese a todas estas evidencias, al final no pudo ser, porque la Vieja Tronca no existe. ¿Qué me hizo llegar a esta conclusión? Sencillamente el testimonio de la principal autoridad religiosa presente en aquella conjura. Gracias a mis estudios de antropológica, pude aislar este importante rol en la compleja trama de relaciones aparentemente desestructuradas y ausentes de jerarquía en la manada. No era en absoluto evidente, pero conseguí percatarme de su existencia al observar sutiles pautas en la interacción de los individuos, cómo la frecuencia y sonoridad de las ventosidades que aquel espécimen expelía en los asuetos campestres, y la naturalidad insospechada con la que el resto de concurrentes reaccionaba ante tan extravagante manifestación misticismo. Otra prueba, aún más sutil, fue el hecho de que el resto de sujetos de estudio se dirigirán a él como “El Párroco”. Sobre la etérea nube que, como de alguna forma queda dicho, era capaz de producir habló de esta forma: “La Vieja Tronca no existe”, y lo que dice El Párroco va a misa. Una pena, porque, para no existir, nos lo pasamos muy bien.

P.D. Se echó de menos algún fotógrafo cualificado, que los hay en el grupo, pero o no vinieron o no ejercieron, habrá que conformarse con las fotos que hice yo mismo.

RRP1220902

Roters Way

P1220341

Se va acabando el año y siento que le debo dos entradas a este blog. ¿Es curioso no? Al fin y al cabo escribo esto porque quiero, sin ninguna obligación. Quizá esta sensación venga de que el blog ha venido tomando desordenada forma de bestiario, en el que describo los más curiosos especímenes con los que, debido a mis “obligaciones”, (benditas sean), acabo por compartir ruta mtb. Y me faltan dos, desde hace ya semanas.

P1220356

Cronológicamente la primera, (de agosto ya), es la de “Els Roters”. Me gustó el nombre cuando, a través de mi colega Alberto, me llegó su intención de visitarnos, junto con algunos bikers “liberados”, buenos y sensatos tipos con los que ya habíamos compartido alguna ruta. De entre nuestros anónimos antepasados “els roters” se cuentan entre los que más decididamente contribuyeron a dibujar el particular paisaje de Els Ports. Leí que estos señores trabajaban rompiendo el suelo rocoso para hurtarle bancales a las pendientes improductivas, lo hacían por medio de ordenar en forma de paredes aterrazadas la abundante producción de piedra que obtenían. Un trabajo duro que cambiaban al dueño del suelo por la explotación de los nuevos bancales durante unos años, o sea por más trabajo duro.

Para estas visitas, con Alberto, tratamos de preparar propuestas de mtb adecuadas al carácter de los visitantes, así me hizo saber que “els roters” eran unos tipos duros, amantes de las largas jornadas de mtb, de los buenos parajes,  a los que no les importaba tanto la velocidad cómo el interés de la ruta, y que lejos de poner algún tipo de pega al porteo de la bici al hombro, es para ellos casi un atributo obligatorio de una verdadera ruta “rotera”. Todas estas  premisas encajaban también en concepto expuesto de “els roters”.

Aunque resultó que lo de “roters” venía de otra cosa, de una acepción también valenciana, pero más relacionada con aspectos somáticos. Casualidades de la vida, me di cuenta de que una de las particularidades de este grupo iba precisamente por ahí: por el uso de las palabras en significados alternativos; me percaté de ello al ver las curiosas acepciones que tomaban palabras como bugui y cochera, significados también anatómicos, que pude captar al escucharles encomiar los beneficios de afeitar la cochera a la hora de facilitar el aparcamiento del bugi.

P1220339

Resulta también que, no sé porque, la dureza de un trabajo como el de los antiguos roters hace pensar en gente áspera y seria, presunción que podría hacerse extensiva a la gente que busca un mtb duro y esforzado. Y bien pensado no tiene porque ser así: se puede hacer un trabajo duro, con seriedad y aún así aderezarlo con cachondeo. Esa es otra de las características de estos roters: mucho cachondeo. Otra la pasión por el medio, por lo que lo forma, por lo que contiene, y mucho gusto en recorrerlo a lomos de la bici, o si hace falta con la bici a lomos. Una ruta rotera es pues por fuerza una experiencia rica, y sobre todo intensa, sin minutos de la basura. En fin, encontramos a una gente que comparten con nosotros la forma de entender la bici, espero volver a cruzarme con ellos. Entre tanto procuro no perderme ninguna entrada de su blog.

A %d blogueros les gusta esto: